¿Cómo dar un uso adecuado al Whatsapp del curso?

¿Cómo aprovechar realmente este recurso en beneficio de tus hijos y evitar que se transforme en un espacio de SPAM o en un dolor de cabeza? Te ofrecemos 10 consejos para un positivo uso de esta herramienta de padres:

  1. Añade participantes SÓLO si les consultaste primero: hay personas que por distintas razones pueden no querer estar en grupos de whatsApp. Respeta eso.

  2. Cada uno es libre de entrar y salir de un grupo: Cada quien tendrá su motivo para estar o para querer salirse de un chat en un momento dado. Casi nunca su objetivo es molestar u ofender a los demás. Evita juzgar.

  3. Informa o comunica SOLO cuestiones de necesidad colectiva y propias del COLEGIO (no SPAM): los temas particulares deben ser tratados en otro espacio. Si, en caso excepcional, debes hacerlo, sé delicado/a. Ej: "Perdón que use el grupo para este tema, pero por error es posible que alguien tenga la bufanda de mi hijo..."

  4. Si se plantea una pregunta al grupo y la respuesta es sólo para una persona, envía la respuesta en mensaje privado. En este caso, sería conveniente añadir al final una frase de este tipo: "Para no molestar a todo el grupo, quien quiera puede contestarme por mensaje privado. Gracias". Así evitaremos que por cada pregunta planteada existan veintitantas respuestas y se sature el chat.

  5. Cuando pidas algo, comienza y termina con "Por favor" y "Gracias": esto ayudará a evitar malinterpretaciones. Recuerda que en la comunicación digital no vemos el rostro de quien escribe ni podemos apreciar su tono de voz.

  6. Evita interpretar el silencio como gesto de menosprecio: En la era de la inmediatez solemos ser más sensibles a la velocidad de respuesta. Hay personas que leen los mensajes una vez al día o que piensan que la pregunta no es para ellos, o necesitan tomarse su tiempo...sé paciente.

  7. Evita comunicar tu mensaje bajo un estado emocional alterado: si tu hijo acaba de contarte algo que te ha molestado, por ejemplo, ese es precisamente el momento para tomarse un tiempo antes de escribir en un chat. Recuerda que será leído, conservado y, tal vez, difundido por muchas personas.

  8. Promueve una sana convivencia, sin emitir críticas u opiniones de alumnos, papás o profesores: Recuerda que eres responsable de lo que dices y publicas y debes ser especialmente respetuoso en lo relativo a menores de edad. Un chat no es el canal adecuado para dirigirse al colegio, ni para formular quejas, tampoco para solucionar un conflicto con otra familia. Para todo ello existen canales y otras formas establecidas.

  9. Comparte fotografías sólo de tus hijos, no de compañeros: Puedes difundir y distribuir la imagen de tu hijo si lo consideras conveniente, pero no puedes difundir la imagen de los hijos de los demás. Las familias suelen autorizar al colegio a realizar fotografías de sus hijos y publicarlas, pero no están autorizando con ello a los demás padres.

  10. Escribe de otros lo que te gustaría que escribieran de ti o de tu hijo/a: ponte en el lugar del que lee el mensaje. Si haces este pequeño ejercicio, contribuirás a promover un ambiente sano y constructivo.